FANDOM


The halls of the omega vault by ameeeeba-d5pjnyh

Guardianes de la Muerte desplegándose en los salones del Mausoleo de Torentar. Pictocaptura hecha el 27 de agosto del 30.115.

Poseídos por la incontrolable sed de sangre y ganas de arrancar cráneos en el nombre de Khorne, los Devoradores de Almas llevaron a cabo una de los mayores derramamientos de sangre de la Herejía de Hurtell. En el Sector Gothic, años antes del fin de la Herejía, una flota de los Devoradores de Almas se dirigió al planeta de Torentar. A bordo de las naves, miles de guerreros sin cordura ansiaban una batalla a la par de las más brutales jamás registradas (Como la Batalla Final o la Atrocidad de Thanathian III).

La leyenda cuenta que esta fue la última batalla de Tahirl Tam, una Eldar que participó durante la Guerra de los Desgarradores a bordo del UNSC Annunaki.

Conocido como Colerocausto de Bloodriver, o la Masacre del Río de Sangre, fue una contienda a tres bandos: Fuerzas Caóticas Turánicas, Legiones del Adeptus Neptunis y Legiones Traidoras del Caos.

Preludio

Angran enloqueció. Tras el ataque a Kyhun por parte de los Lobos Solitarios, los Devoradores de Almas se enzarzaron en una brutal guerra civil; que concluyó años adelante en las Guerras de Esclavos del Mirador Infernal. Aunque lo más importante a señalar es la separación de la Legión en dos importantes Cultos: Culto Raptora, a Tzeentch, y Culto Indignatio, a Khorne. Angran, habiendo perdido todo el conocimiento almacenado en Tizca, capital de Kyhun, se vio obligado a ser arrastrado al Culto Raptora.

Khârn, el Traidor, encabezó una enorme flota de batalla a Torentar, donde el Adeptus Neptunis y las Fuerzas Caóticas Turánicas estaban llevando a cabo un serio enfrentamiento.

La flota traidora se componía de decenas de miles de naves armadas e innumerables transportes de tropas. La fuerza de combate rozaba los 50.000 Capellanes, entre Devoradores de Almas y Beta Doradus.

El inicio

2126787-chaosunleashed

Capellanes Renegados abriendo fuego contra soldados de un Regimiento de de las FAD7C.

Cuando las primeras naves del Caos salieron del por aquel entonces inestable desliespacio, la partida de guerra de las Cobras de Acero de las Fuerzas Caóticas Turánicas se dedicó a intentar destruir sus naves desde superficie. Obviamente, teniendo en cuenta las pocas armas antiaéreas de los Turanic y las muchas naves de las Legiones Traidoras, no se pudo hacer nada.

En superficie, el Capitán Orar de los Heraldos Azules era acompañado por la vidente de guerra Eldar Tahirl Tam hasta una nave de escape.

Cintiu Herae, otro Capitán de los Heraldos Azules, ordenó a su Compañía hacer frente a los traidores por una zona desértica repleta de dunas enormes y de arenas movedizas. Recibió ayuda de Vorn Haggan, Capitán de los Puños Imperiales, y de su Compañía. Las Cobras de Acero y los Carroñeros del Alba, otra partida de guerra, hicieron frente por su cuenta a ambos bandos. Otras partidas de guerra de nombres desconocidos dieron su apoyo a estas dos grandes partidas de guerra.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.