FANDOM


Primarca corvus corax
Portando una armadura color azabache, un par de retrorreactores y unas garras relámpago, Korvus Toran también es a veces conocido como El Gran Cuervo, o símplemente como El Cuervo. Fue uno de los 20 Señores Progenitores que el Emperador Vakjala I`Kusovai creo para la causa, y se le fue asignada la Legión de los Cuervos Vigías.

Biografía

Korvus aterrizó en la luna Lyrendunis, satélite natural del planeta Mnussor, cerca de la punta norte de la galaxia. Con el paso del tiempo, consiguió acabar con unos cuervos mutantes que rondaban por su zona, hasta que alguien, actualmente desconocido incluso para Korvus, le recogió y le puso ese nombre al ver que despedazaba con sus propias manos a un cuervo.

El resto de su corta infancia fue dura, hasta que, en plena adolescencia, asesinó a los líderes del satélite Lyrendunis, que habían sometido a la población durante 6 generaciones a una dictadura excesiva. Se decidió cambiar el nombre del satélite a Deliverance, haciendo referencia a que ahora era un lugar libre.

Se detectó una nave enorme acercándose a Deliverance. Al principio, Toran temía lo peor. Pero tras revisar las señales, coincidían con las registradas durante la última batalla abierta al Imperio de Deliverance, ocurrida en el año 2190, 5 décadas después de su colonización por parte de la UNSC.

Era el Emperador quien se situaba en el puente de mando de la nave, viendo el oscuro Deliverance desde los visores. Korvus Toran accedió rápidamente a la nave, infiltrándose por los hangares y llegando hasta la cabina. Cuando entró en la sala de mando, lo único que quedó registrado de la bienvenida fue ésto:

-Vakjala: Te esperaba.

-Korvus: El Cuervo no.

-Vakjala: ¿Cuervo? ¿A caso tus gráciles acciones dan pie a comparaciones con las de esos seres inferiores a los que los humanos llamáis Cuervos?

-Korvus: No subestimes a los cuervos, pues, algún día comerán tu carroña.

-Vakjala: Hijo mío, ya tuve suficiente con tus dos hermanos Mortarión y Panther Tha'Julen, que por cierto ahora te presentaré.

Después de la conversación, el Emperador explicó los planes que tenía a Korvus, el cuál aceptó sin lugar a dudas sus planes.

Partieron hacia Haackunck poco después de la charla, donde Korvus decidió estrenar su Legión unificando un sistema solar entero: Beta Doradus. En última instancia, Vakjala interrumpió el asedio a Beta Doradus III al descubrir allí a uno de sus hijos perdido: Bárbarus. Toran y Bárbarus hicieron amistad al instante, mientras que Vakjala procedía a explicarle un poco todo lo que está ocurriendo en la galaxia. Al irse Vakjala y Bárbarus a Haackunck, Toran y sus Cuervos Vigías arrasaron con lo que quedaba del sistema solar, menos Beta Doradus III, para dejárselo fácil a Bárbarus.

Los Señores Progenitores que había en ese momento celebraron la rapidez con la que fueron encontrados estos dos hermanos.

Herejía de Hurtell

Hurtell y Korvus nunca se habían llevado bien, no como, por ejemplo, Panther y Halconún. Los Cuervos Vigías lanzaron muchos ataques a los Taurinos del Inframundo, Legión de Hurtell. Todo el odio que Korvus tenía hacia Hurtell culminó en la Masacre del Desembarco de Thanathian V, donde Hurtell aplacó a Korvus y los suyos, dejando a los Cuervos Vigías en 6.000, lo que equivale a una vigésima parte del grueso de la Legión original.

Después de lo de Thanathian V, Korvus y los suyos obutiveron un papel secundario durante el resto de la Herejía, hasta que, poco antes del clímax, Korvus consiguó reponer a su legión de una manera nunca antes vista: podía crear Capellanes en cuestión de días. Por desgracia, la Legión Hydra, liderada por Hýdracus, saboteó los intentos de reponer la legión por parte de Korvus. Poco después de este suceso, los Capellanes empezaron a salir con mutaciones únicas e irremediables, probocando un grave daño psicológico en Toran. Se encerró en la Torre Vigía, en Deliverance, durante un año entero, hasta que se subió en una cápsula con rumbo al Mirador Infernal. Sus últimas palabras registradas antes de partir hacia allí fueron ``Nunca más´´.

Trivia

  • Las últimas palabras de Toran antes de partir hacia el Mirador Infernal, "Nunca más", son una referencia al conocido poema de Edgar Allan Poe "El Cuervo", cuyo último verso dice: "Nunca más, dijo el Cuervo".
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.