FANDOM


Réptilus, el más amable de todos los Señores Progenitores, es también uno de los que más sufrieron durante el masivo conflicto entre tropas imperiales conocido como la Herejía de Hurtell. También era conocido como Vulkan por los suyos.
Primarca Vulkan Istvaan V

Réptilus jurando venganza tras la Masacre del Desembarco de Thanathian V

Biografía

Siendo separado de sus hermanos cuando era un feto aún, Réptilus fue a parar al planeta Nostram, un mundo aislado, activo geológicamente, que estaba controlado por humanos. Sufría incursiones de Neónido desde tiempos inmemoriables.

Réptilus fue criado por uno de los mejores herreros de su pueblo. En poco tiempo, debido a que era un Señor Progenitor, enseñó nuevas maneras de forjar a los habitantes del planeta.

A los 4 años humanos, Réptilus se enfrentó a un nuevo enemigo: Los Neónido. Hacía 32 años que no asaltaban Nostram. Posándose en frente de la oleada enemiga con sus dos martillos apoyados en cada hombro, animó a su pueblo a luchar contra aquellos xenos. Los Neónido fueron derrotados en muy poco tiempo, y a partir de aquel día, Réptilus fue acompañado por su padre adoptivo por todo el globo, hasta obligar a todos los clanes y reinos importantes a que dejen de esconderse de los incursores, ya que con fe se les puede derrotar.

Al llegar a su pueblo, escuchó que un ser más alto que él le esperaba enfrente de su morada. Se estremezió al oir tal relato, y fue corriendo a su casa. En la puerta, esperando fuera, se encontró con un enorme ser de casi 4 metros de alto, con armadura negra y reflejos amarillos. El ser le retó a un desafió al ver que Réptilus no aceptaba la verdad: Escalar el volcán conocido como Reptilán y matar a varios seres de los que lo habitaban, apodados Reptilianos.

El ser mató a muchos más que Réptilus. Pero Réptilus cogió a uno que era enorme, y se le resistía. Estaban cerca de un riachuelo de lava, y el Reptiliano se resistia, hasta tirar a Réptilus al vació del hondo río de lava; pero no murió, el ser le cogió de la mano, y le dijo que soltaso a su Reptiliano si no quería morir.

Una dura decisión tomó, pues al tirar al Reptiliano al vacío, perdió la apuesta. Al llegar al pueblo, el ser se quito su capucha y dejó ver su rostro: Era Vakjala I`Kusovai. Réptilus no entendía el enlaze que tenían un Sangheili y un humano como él, pero pidió disculpas a su padre, el cual las aceptó y le pasó el mando de la legión que se le asignó, a la que llamó Reptilianos, en honor a tal reto que su padre le desafió.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.